Se busca una familia

thanksgiving      Yo quería una familia. Una familia que me amara, que me respetara, que por lo menos me demostrara el mínimo interés y cariño. Yo nací sólo, entre muchos, pero sin nadie. Yo buscaba una familia.

De cariño me llamaban Tom. No entiendo de dónde viene el nombre, ni por qué es el más común entre los varones como yo. Soy Nativo Americano, desciendo de indios Wampanoag. Esta tribu fue conquistada por los peregrinos que venían de Inglaterra, por allá en el norte en Massachussets. Las tribus le enseñaron a cuidar la tierra a estos nuevos habitantes. Luego de zarpar en un barco llamado Maryland que por poco se hunde, hicieron las paces con los Wampanoag. Celebraron su supervivencia, más sin embargo, llevaron a los míos al sacrificio. Con ese suceso comenzó una caza que no acabó. Sobrevivimos gracias a los valientes que se escondieron y que escapan año tras año de las garras de la extinción.

-leer más->

La humanidad política

El 5 de noviembre del 2018 una noticia me sacudió. Héctor Ferrer había muerto. Político puertorriqueño, fue representante por acumulación, candidato a Comisionado Residente en las elecciones del 2016, presidente del Partido Popular Democrático y posible candidato a gobernador. Tuvo cáncer, lo venció y había vuelto de nuevo. Se desbordaron las redes de mensajes de “shock”. Lejos de la pena colectiva de los que lo conocieron, incluyéndome, había una sensación de miedo, miedo porque tenía 52 años y era joven. Entonces, me quedé pensando ¿ahora entienden que es humano?

– Leer más>